Martes, elecciones de medio término en EE.UU. Republicanos encabezan preferencias de electores

Biden y su predecesor Trump han redoblado esfuerzos para atraer votantes a las urnas en la contienda del martes, que según el mandatario demócrata marca un momento "decisivo" para la democracia estadounidense.

Redacción Voz de la Diáspora

Estados Unidos celebrará el martes las elecciones de medio mandato; las encuestan dan favoritismo a los republicanos para la Cámara de Representantes y el Senado.

Revitalizada por las encuestas, la oposición republicana liderada por Donald Trump prometió este domingo (06.11.2022) enviar “una llamada de atención” a Joe Biden y apoderarse del Congreso en las próximas elecciones de medio mandato de Estados Unidos, aunque los demócratas insisten en que mantendrán el control.

Biden y su predecesor Trump han redoblado esfuerzos para atraer votantes a las urnas en la contienda del martes, que según el mandatario demócrata marca un momento “decisivo” para la democracia estadounidense.

Después de mítines rivales del sábado por la noche en el disputado estado de Pensilvania, ambos dirigentes tenían nuevas apariciones el domingo: Biden en Nueva York, Trump en Miami, mientras que los principales líderes del partido aparecieron en programas de televisión.

Las elecciones de medio mandato en Estados Unidos, en las que se renueva toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, además de ponerse en juego cargos estatales, se suelen ver como un referendo sobre el presidente en ejercicio.

El partido en el poder tiende a perder escaños en el Congreso, particularmente si, como ocurre con Joe Biden, el índice de aprobación del mandatario es inferior al 50 por ciento.

Unos 40 millones de estadounidenses ya votaron anticipadamente, según dijo NBC News el domingo, cuando ambas partes pronosticaban la victoria.

Desde hace dos años, los demócratas cuentan con una estrecha mayoría en la Cámara baja y un solo voto mayoritario en la Cámara alta, el de la vicepresidenta Kamala Harris.

Las encuestas auguran una clara victoria en la Cámara de Representantes de los republicanos, que también podrían retomar el control del Senado.