Localizan grupo de migrantes a punto de morir por calor extremo

Imagen: Cortesía Pixabay

Por María T. Morales

Estados Unidos – La policía de la ciudad de San Antonio, Texas arrestó a siete presuntos traficantes de personas, y rescató a 17 migrantes que eran conducidos en un furgón y transportados hacia una vivienda hasta donde llegaron las autoridades.

Cabe destacar, que los policías fueron alertadas sobre un vehículo que transportaba a las personas, y efectivamente, estas fueron localizadas en una vivienda, de donde fueron trasladados hacia un hospital de la zona, donde se recuperan por el impacto del calor.

Con el comienzo del verano, las temperaturas extremas se convierten en una verdadera amenaza para los migrantes que intentan pasar hacia los Estados Unidos por la frontera sur. Aunque Joe Biden, presidente estadounidense, firmó recientemente, una orden ejecutiva, por medio de la cual restringe solicitudes de asilo, miles aun persisten y esperan cruzar hacia el país del norte.

Según cifras oficiales de la oficina de seguridad interna (DHS por sus siglas en inglés), desde mayo del año pasado condujo más de 152 mil entrevistas sobre miedo creíble, uno de los aspectos importantes que oficiales de migración consideran para solicitantes de asilo.

Migrantes desaparecidos: una tarea pendiente

La Organización Internacional para las Migraciones (IOM) calificó la frontera sur entre Estados Unidos y México, como la “la frontera terrestre más peligrosa en el mundo”.

Desde 2014 al 31 de mayo de 2024, la OIM tiene un registro de unos 9 mil 394 migrantes que han desaparecido en las Américas. Las causas de muertes también se cuentan, y en primera línea están 3 mil 281 ahogamientos, dos mil 930 causas mixtas y desconocidas; mil 101 por condiciones ambientales extremas como falta de albergue, comida y agua y mil 241 muertes vinculadas a transporte peligroso, según la OIM.

De enero a mayo de 2024, la organización registra las muertes en la frontera de 21 menores de edad.
Aunque la frontera sur es catalogada como la frontera terrestre más peligrosa del mundo, el tráfico humano a través de la misma es imparable.

Después de la pandemia de la COVID-19, el número de migrantes crece aún más, sin que se vislumbre una solución a la crisis humanitaria.

 

.