4 febrero, 2023

A 91 años de la masacre del 32´, poblaciones originarias se movilizan y reflexionan en torno a la unidad

El 22 de enero de cada año, El Salvador conmemora la masacre indígena en la zona occidental, que dejó más de 30 mil asesinados, y el inicio de la represión contra de las poblaciones originarias, durante el mandado del General Maximiliano Hernández Martínez.

Por Iván Escobar

El Salvador – UNIDAD, es el llamado que prevalece en las comunidades indígenas y organizaciones salvadoreñas que velan por los derechos de los pueblos originarios, en la víspera del 91 aniversario de las masacres indígenas de 1932, y el 190 aniversario de la insurrección de los Nonualcos.

El 22 de enero de cada año, El Salvador conmemora la masacre indígena en la zona occidental, que dejó más de 30 mil asesinados, y el inicio de la represión contra de las poblaciones originarias, durante el mandado del General Maximiliano Hernández Martínez.

A Martínez se le atribuye la consolidación de un proceso de exterminio y aniquilamiento de la cultura originaria salvadoreña, iniciado 530 años atrás con la conquista española.

En este contexto, las poblaciones han comenzado la conmemoración de un año más del etnocidio, y reiteran el compromiso de trabajar por la unidad de las comunidades originarias, a fin de derrotar la semilla del individualismo impuesto desde el Estado.

“Vemos una movilización, no solo aquí en Nahuizalco (Sonsonate), la vamos a tener en Izalco, en Tacushcalco, y otros lugares”, expresó este jueves Mario Martínez, líder indígena de origen Lenca, de la zona de Jucuarán, Usulután, y representante del Consejo Ancestral de los Comunes de los Territorios Indígenas (CACTI).

Las palabras de Martínez se dieron en el marco del Primer Congreso Indígena para la Descolonización: Reclamando Nuestras Raíces, que se inauguró este jueves 19 de enero en Nahuizalco, y finaliza el día 21. Los organizadores detallaron que se abordarán temas como: “Colonialismo y Genocidio”; “Educación, muerte y castigo: Genocidio Cultural”; y “Clase, casta, e ideología: La imposición política, económica, y espiritual”.

“Estamos asistiendo como delegados del CACTI…estamos (trabajando) por el mismo proceso de unificar. Unificación es nuestro lema en el Consejo Ancestral”, remarcó Martínez.

Este encuentro busca reflexionar desde la comunidad nativa originaria aborigen de Cuscatán, como piden ser llamados, pues una petición conjunta es que no se les denomine: Indígenas. También exigen la ratificación del Convenio 169 de la OIT, que el Estado salvadoreño no ratifica.

Actividades en Izalco

Para el fin de semana, sábado 21 y domingo 22 de enero, el CACTI en coordinación con la Alcaldía del Común de Izalco, desarrollarán un Foro Internacional, que abordará dos temáticas: “Luchas y Demandas hacia los Estados” y “1932: 91 años después”, en el que participan delegados de comunidades nacionales, y de Guatemala, Honduras, Nicaragua, entre otros.

También el sábado se desarrollará desde las 6 de la tarde, la peregrinación a las fosas comunes de las víctimas del 32; y a partir de las 10 de la noche, en El Llanito habrá una vigilia conmemorativa. Acompañada esta jornada de actividades culturales y testimoniales.

Para el domingo, en Izalco se inicia el día a las 6 de la mañana con la Ceremonia Conmemorativa, en la cual tatas y nanas rinden tributo a las víctimas del 32’, junto a sus comunidades, e invitados especiales. A las 9:45 se dará una conferencia de prensa, y a las 10 será inaugurada la muestra pictórica del maestro Carlos Quijada. Cerrando con un concierto memorial.

Otras comunidades u organizaciones también han preparado sus jornadas, en diferentes horas, y otras fechas, tomando en cuenta que enero es un mes muy significativo para la comunidad indígena del país.

Decreto de Tepetitán 2

En este contexto conmemorativo han surgido nuevas expresiones encaminadas a fortalecer el llamado a la unidad, como el “Decreto de Tepetitán 2”, un pronunciamiento de la Federación de los Pueblos Originarios del Sur, que comprenden las poblaciones de: Texacuangos, Panchimalco, Talpas, Tepezontes, Masahuat, Nonualcos, Suchitoto y Tecoluca.

“…herederos del Taita Anastasio Mártir Aquino de San Carlos, en el marco del 91 año del etnocidio de enero de 1932, y a 190 años del martirio de nuestro Taita héroe nos pronunciamos diciendo: AQUÍ ESTAMOS, EXISTIMO”, destaca el escrito divulgado esta semana, a escala nacional e internacional.

Por su parte, un artículo publicado en Prensa Indígena Cuscatán, de la Asociación de Consejos de los Pueblos Originarios (ACOPOC), el 19 de enero, llama a la justicia frente a los hechos del 32´.

“De ese genocidio, de esos crímenes, de ese casi exterminio de nuestros pueblos originarios, hace noventa y un años, y la sangre de nuestras hermanas y hermanos (se) pide justicia”, resalta el escrito titulado: “Hablemos de los que no se habla, están vivos año 1932”.