23 febrero, 2024

Guardavidas de Cruz Roja sometidos a prueba de resistencia al nadar 10 kilómetros

La actividad busca mostrar las capacidades de respuesta y resistencia que poseen los guardavidas, a la hora de atender las emergencias acuáticas

En la prueba participaron 125 guardavidas de las diferentes seccionales del país y una representación de la Policía Nacional Civil de la División de Turismo. Foto: Cortesía.
Redacción Voz de la Diáspora  

El Salvador –  Guardavidas de Cruz Roja Salvadoreña demostraron sus capacidades y estrategias al someterse a la “prueba de resistencia en aguas abiertas”, en el Lago de Ilopango en el marco de los 137 años de fundación de la entidad humanitaria.

En la prueba participaron 125 guardavidas de las diferentes seccionales del país y una representación de la Policía Nacional Civil de la División de Turismo (POLITUR), quienes nadaron 10 kilómetros desde la zona del faro hasta la Isla de los Quemados.

La actividad busca mostrar las capacidades de respuesta y resistencia que poseen los guardavidas, a la hora de atender las emergencias acuáticas, ya sea para las vacaciones de Semana Santa o los próximos períodos festivos que disfruta el pueblo salvadoreño en el transcurso del año.

Para calificar y participar a esta prueba de nado en aguas abiertas, los guardavidas de la institución se han sometido a entrenos de resistencia previamente en las diversas localidades de las Seccionales de  Cruz Roja Salvadoreña.

Cabe destacar que esta prueba de resistencia no sustituye el tradicional “Paso del Hombre”, que lamentablemente en su segundo año consecutivo no se organiza, ante las medidas de bioseguridad y restricciones existentes en el país por la pandemia del COVID-19.

Con esta prueba se demuestra que, a pesar del contexto nacional, Cruz Roja Salvadoreña en sus 137 años de existencia en el país, realiza diversas actividades que contribuyen al desarrollo de sus miembros, por lo que se cuenta a nivel nacional con personal altamente capacitado apegado a normas internacionales que garantizan la labor humanitaria.

Producto de ello, lo guardavidas de Cruz Roja Salvadoreña constantemente actualizan sus conocimientos y fortalecen sus habilidades, orientadas a la prevención de accidentes acuáticos y al rescate de personas que han sido víctimas de alguna situación adversa ya sea en playas, ríos, lagos y piscinas.

Cruz Roja Salvadoreña fue fundada el 13 de marzo de 1885, y desde esa fecha no ha parado su accionar humanitario en el país, en beneficio de los más vulnerables, cumpliendo así con la misión de prevenir y aliviar los sufrimientos humanos.