Cuando Bolivia no aprende del pasado

El analista político Juan Carlos Rodas Castillo es autor, entre otras publicaciones, del libro: “193 años de subdesarrollo, análisis y propuestas a la problemática de Bolivia”.

Colaboración de Juan Carlos Rodas del Castillo – Analista

El presente artículo de opinión es de responsabilidad del autor y no representa necesariamente la línea editorial de Voz de la Diáspora.
Juan Carlos Rodas Castillo es autor, entre otras publicaciones, del libro: “193 años de subdesarrollo, análisis y propuestas a la problemática de Bolivia”.

Opinión – Errores garrafales del Sistema de Capitalismo de Estado que había prevalecido por más de treinta años hasta 1985, hicieron que Bolivia cayera en la bancarrota, Víctor Paz, de centro derecha, recibió Bolivia ese año en paupérrimas condiciones económicas con una hiperinflación de condiciones bélicas, tuvo que reorientar la Política Economía, Invitaron a Jeffrey D. Sachs, docente de la Universidad de Harvard, considerado el mejor economista del mundo por el New York Tribune, después de amplios estudios y reuniones trabajo con el equipo económico del nuevo gobierno, Paz Estensoro con un mortecino “Bolivia se nos muere”, promulgó el D.S. 21060.

Muy parecido a lo que ahora Milei en la Argentina intenta subsanar el desastre en que dejaron los populistas de izquierda en su país. Ahora bien, en Bolivia estos últimos 17 años nuevamente se van cometiendo los mismos errores previos a 1985, por ejemplo:

1) La pésima administración de la economía que nos llevó a la hiperinflación más alta del mundo que solo se da en épocas de guerra. Hoy la economía está siendo nuevamente mal administrada, vivimos ya una devaluación de facto de casi 40%, el poder adquisitivo de los salarios disminuyen día a día, existe una subida disimulada de los precios de productos, servicios, aparición de “comisiones”, “tasas”, certificados, fotocopias legalizadas, etc., etc., que tiene cada vez menos periodo de vigencia con nuevos incrementos, viéndose la población obligada a pagar las nuevas formas de ingreso del estado, seguramente por la escasa disposición de fondos para mantener el ampuloso y burocrático aparato estatal.

2) Así como en los 80s tomó fuerza el mercado negro de dólares; hoy pasa lo mismo, días atrás en la “Wall Street Camacho Money” 1 Dollar Bs 9,40 con tendencia a subidas.

3) Existía un aparto estatal ampuloso con gastos excesivos y superfluos; hoy se repite el fenómeno aún más acentuado, existe sobrepoblación de instituciones públicas y de funcionarios públicos en ministerios, oficinas públicas, empresas del estado (la mayoría deficitarias), gobernaciones y alcaldías, todas con fines de clientelismo político, (Correo del Sur) el 2017 se estimaba en 402.703 funcionarios públicos, (INACED) el 2019 en 526.955 con crecimiento anual del 10%, a esto falta adicionar a los de empresas del estado, resulta difícil conseguir una cifra oficial al 2023, pues está manejada de manera discrecional, movilidades oficiales, combustibles para uso oficial, celulares oficiales, un sin número de asesores, etc., etc.

4) La cotización internacional del estaño se desplomó esos años (1986), de la noche a la mañana para Bolivia se esfumó el 90% de sus ingresos que provenían de la minería; en junio/30/2024 es fecha fatal para Bolivia, dejará de percibir unos 1.600 millones de dólares anuales de la Argentina por gas, este recurso natural viene acabándose por dejadez de los gobiernos del MAS, en 17 años no supieron invertir en nuevas exploraciones, sumado a esto, en YPFB el haber contratado personal supernumerario extranjero en exceso, en muchos casos con jugosos sueldos, sin ninguna experiencia en pozos de gas, petróleo y refinación, Arce, refiriéndose al gas, aseveró, “hay una declinación en la producción, desde 2014, lamentablemente ha ido cayendo hasta tocar fondo”; habrá algún ingreso alquilando nuestro gasoducto cuando Argentina venda al Brasil, pero nunca como vender gas, el estado, gobernaciones, universidades y población en general sentirá esa falta en los bolsillos; la Consultora Internacional Wood Mackenzie estimó que después de 2030 Bolivia deberá importa gas para consumo interno, ¿el gobierno estará previendo esta alta contingencia?.

5) Esos años Siles Zuazo cogobernaba con la COB y los sindicatos, los resultados fueron el desastre administrativo del estado; hoy se cogobierna con los llamados sectores sociales (COB, bartolinas, cocaleros, Conamac, interculturales, etc., etc.), siempre están dispuestos a dar su apoyo a gobierno que sea, no lo hacen a título de construir un mejor país, lo hacen a cambio de ampulosas dadivas, los resultados negativos salen a diario.

6) En 1983 las Reservas Internacionales – (RIN) habían caído a cero, en 1984 a duras penas subió a 100 millones; el 2023 Bolivia cerró con las (RIN) más bajas en 15 años, de ellos solo 166 millones son divisas.

7) Bloomberg señala que la relación la deuda pública a 2023 y el PIB de Bolivia está en 86%, entendidos señalan que la deuda pública de un país no debería superar el 40% del PIB en un marco de Sostenibilidad de la Deuda Pública establecidos por el Banco Mundial y el FMI, la Comunidad Andina de Naciones da un límite hasta el 50% de todos los pasivos de un país.

Bolivia no aprende del pasado ni de sus errores, ya pasaron como 30 años de la última gran crisis económica, y se nos olvidó, nuestros gobernantes y votantes “tropezamos con la misma piedra” una y otra vez, ningún gobierno tiene el valor o no desea atacar de raíz la madre de los problemas que seguimos arrastrando casi 200 años, LA EDUCACION y LOS RECURSOS HUMANOS. Son los niños, escolares, universitarios, otros estudiantes y población en general que a su tiempo dirigirán el país, si están mal formados, cómo podemos exigirles que dirijan bien el país, los gobiernos no tienen la capacidad de entender o no desean hacerlo, LA EDUCACION ES LA BASE DE LA PROSPERIDAD DEL NACIONES, mientras “gobiernen”, “legislen” o “impartan justicia”, personas con deficiente formación, iletradas, poco preparadas y sin valores morales, seguirán haciendo el caldo de cultivo al estilo bomba de tiempo para que estalle una vez más, y pasarán otros 100 años y seguirá Bolivia como está ahora.

Y seguramente, como ocurre hoy, para intentar salir de problemas apremiantes se recurrirá a parches transitorios e insuficientes como el acuerdo con los empresarios en la pretensión de mitigar la falta de divisas. Entre otras medidas insuficientes, se recurre a la población vía Bonos en dólares, ojalá el gobierno administre bien las finanzas esta vez, que la mediana apertura a mayores exportaciones genere divisas suficientes para reactivar en algo la economía, y alcance para al vencimiento devolver en la misma moneda a los tenedores de bonos; las remesas son otra fuente de ingresos que también está generando la población, el 2023 enviaron 1.287 millones de dólares nuestros hijos, padres, hermanos y amigos que se vieron obligados a dejar el país, porque el gobierno no genera fuentes de trabajo dignos, el gobierno no debe esgrimir como su gran logro, es el logro de compatriotas sacrificados que van a limpiar baños, campañas de cosechas explotadoras, limpiar casas y muchas penurias mas que hasta los humillan, también los hay profesionales que se destacaron afuera, es el logro de personas que ponen el hombro a sus parientes y al país, generaron 6 veces más divisas de los que hay en el BCB (166MM) de todo el país, el gobierno no debería intentar siquiera apropiarse de dólares ajenos dándoles en Bs a tipo de cambio subvaluado.

La profundización de la crisis que la vamos viviendo no es más que el declive del Sistema del Capitalismo de Estado o el denominativo Modelo Económico Social Comunitarios Productivo, no supo solucionar los problemas del país, más pudo la incompetencia, el apetito de sus seguidores y gobernantes, que hacer algo verdaderamente revolucionario con una forma nueva de gobernar, dejando al margen la mediocridad, la corrupción y la falta de moralidad. De cómo va el país, será duro para la población que este o uno de los siguientes gobiernos se vea obligado nuevamente reordenar la economía, en caso de continuarse la senda actual nos estaríamos encaminamos a una Venezuela o Argentina antes de Milei. Paz Estensoro tuvo la visión y sabiduría que en corto tiempo estabilizó la economía del país gracias al D.S. 21060, fue duro y traumático, tuvo altos costos sociales, la raíz de esa crisis de estilo bélico estuvo en la administración deficiente del estado de varios gobiernos, y nuevamente se van sembrando las mismas semillas de los 80s, ojalá la falta recursos de hoy no lleve a emisiones monetaria sin respaldo, ojalá no se convierta en sustituto de recursos faltantes.

Si el gobierno desea que haya dólares, haga esto: de más libertad económica, elimine los monopolios como el de BOA, permita más competidores en todos los sectores económicos, ello permitiría bajar precios al consumidor, los productos y servicios mejorarían sustancialmente, permita más exportaciones, no permita ingreso por contrabando de productos producidos en el país, aperture el país a capitales externos, brinde estabilidad social, seguridad jurídica, facilidades impositivas y menos burocráticas harán atractiva la inversión privada nacional y extranjera; son algunas acciones que el gobierno debería implementar, eso hará la llegada de dólares y fuentes de empleo, caso contrario, sería el acabose, pues los flujos de capital están pasando de positivos a negativos, los préstamos que está peleando por que se aprueben significan pasivos y más endeudamiento. Debe implementarse serias políticas de austeridad, limitar gastos en el aparato gubernamental y estatal, reducir planillas de empleados, reducir las partidas de publicidad, no con comunicados ni recomendaciones como lo hicieron, sino con disposiciones legales de obligatorio cumplimiento. Como se tiene que destinar divisas al pago de la deuda, con el nivel de Reservas actual puede faltar para gatos internos y de importación de medicamentos, repuestos, combustibles y de otros bienes.

Últimamente está de subida el nivel de precios de diversos productos de consumo, esto ocasiona que el valor real de las recaudaciones del estado decline. Se está recurriendo a un mayor control de precios de las divisas, esto casi siempre resulta insuficiente, a más tipos de cambio fuera del oficial, puede ocasionar la sobrevaluación del dólar. No debería controlarse los precios de bienes y productos vía incremento o ampliación de subsidios, esto cualquier rato tiende a ser insostenible. Los controles de precios para productos con precios bajos, como el de la gasolina, pollo, carne de res y cerdo en su momento, generan oportunidades muy lucrativas de contrabando hacia países vecinos.