28 septiembre, 2023

Panamá y Colombia evalúan crisis migratoria en frontera común

Reunión bilateral en sede de ONU entre presidente de Colombia Gustavo Petro y de Panamá Laurentino Cortizo (Foto cortesía presidencia de Panamá)

Redacción Voz de la Diáspora

Nueva York – Los presidentes de Panamá, Laurentino Cortizo y de Colombia Gustavo Petro analizaron el martes la crisis migratoria en la frontera común, tras la escalada de cruces sin precedentes a través del Tapón del Darién, que obligó al gobierno panameño a endurecer las medidas de seguridad, e incrementar las deportaciones de personas con antecedentes penales.

Durante el encuentro, ambos mandatarios discutieron las formas de lograr un flujo ordenado y seguro de migrantes, dijo la Presidencia panameña en un comunicado, sin dar detalles sobre si habrían firmado algún acuerdo al respecto.

Reunión bilateral en sede de ONU entre presidente de Colombia Gustavo Petro y de Panamá Laurentino Cortizo (Foto cortesía presidencia de Panamá)

“Sostuve un encuentro bilateral con el Presidente de Colombia @petrogustavo con quien conversé sobre la migración irregular y los métodos para lograr un flujo migratorio ordenado y seguro, con el propósito de salvaguardar la integridad de la vida humana”, dijo Cortizo a través de la red social X.

La reunión tuvo lugar en New York, Estados Unidos donde Cortizo y Petro asisten al septuagésimo período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En agosto pasado Panamá arremetió contra su vecina Colombia, tras considerar que el país suramericano no ofrecía la ayuda necesaria para controlar el flujo migratorio a través del peligroso Tapón del Darién donde miles de migrantes, en su mayoría con destino hacia Estados Unidos, denuncian ser víctimas de los traficantes de personas y asaltantes.

“Para Panamá esto es una crisis, pero lamentablemente con Colombia no hemos podido llegar a ningún tipo de entendimiento”, dijo en ese momento Samira Gozaine, directora del Servicio Nacional de Migración de Panamá.

Reunión bilateral en sede de ONU entre presidente de Colombia Gustavo Petro y de Panamá Laurentino Cortizo (Foto cortesía presidencia de Panamá)

Las autoridades panameñas han denunciado que en las últimas semanas el flujo diario de migrantes que atraviesan Darién supera las 3,000 personas, lo que se ha convertido en una crisis humanitaria y de seguridad que está a punto de rebasar la capacidad que tiene el país para atenderlos.

A principios de septiembre Panamá reportó que más de 350,000 migrantes utilizaron la ruta de paso en su intento por llegar a Norteamérica, en su mayoría venezolanos que huyen de la crisis económica en su país, también pasan ciudadanos de Haití, Ecuador, Colombia, y transnacionales de distintos países.

Esa cifra supera con creces las casi 250,000 personas que cruzaron Darién en 2022 que fue hasta ese momento un récord, según las autoridades.

Además de la crisis migratoria, Cortizo y Petro también también hablaron sobre el avance de la interconexión eléctrica entre Panamá y Colombia, una línea eléctrica de casi 500 kilómetros con una capacidad de transporte de energía estimada en 400 Megavatios.

Sumado a eso acordaron activar la Comisión de Buena Vecindad creada en 1992 como un mecanismo de seguimiento y articulación de esfuerzos encaminados al desarrollo de las zonas fronterizas entre Colombia y Panamá.