Defensoras de derechos humanos de Centroamérica visitan España en una gira de incidencia social y política

Nota de Prensa de Farmamundi

España – Seis mujeres defensoras de derechos humanos han iniciado el 17 de junio una gira por el estado español para reclamar apoyo y visibilidad a las causas que defienden en sus países de origen: Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras. Durante su estancia llevarán a cabo acciones de incidencia para que la ciudadanía conozca de primera mano la situación actual de sus países en materia de derechos humanos y ambientales.
En concreto, las mujeres que visitarán Euskadi, Comunitat Valenciana y Catalunya son las hondureñas Gissela Rodas y Denia Castillo; la nicaragüense Edipsia Dubón; las guatemaltecas Katia Orantes y Marta Reina Coy Choc; y la salvadoreña Amaranta Portillo.
Durante las dos semanas que permanecerán entre Barcelona, Valencia y Bilbao, está previsto que mantengan diferentes reuniones con representantes políticos y entidades de la sociedad civil. La gira culminará con las jornadas “Defendiendo el Territorio Norte-Sur” que tendrán lugar los días 27 y 28 de junio en Barcelona.
Este viaje permitirá a las defensoras centroamericanas compartir sus testimonios y estrategias de lucha, fortaleciendo vínculos y líneas de acción con organizaciones locales e internacionales ante problemáticas comunes en materia de territorio, género y de derechos humanos, como son la privatización de espacios naturales o la criminalización de opositores a proyectos extractivos.
La gira está impulsada por las ONG Farmamundi y Protection International Mesoamérica y está subvencionada por la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament. Las actividades de la misma se organizan con la colaboración de Lumaltik, Perifèries, Ecologistes en Acció, Enginyeria Sense Fronteres, el Institut de les Desigualtats y la Taula Catalana pels Drets Humans i la Pau a l’Amèrica Central.

Un contexto de desprotección y criminalización
Las violaciones a los derechos humanos en la región mesoamericana continúan siendo graves, situando a defensores y defensoras en alto riesgo debido a un complejo contexto sociopolítico. Los intereses económicos, especialmente relacionados con proyectos extractivos, y la complicidad de los gobiernos locales agravan la persecución de las activistas en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.
En la última década se han documentado 28.863 agresiones contra 7.738 defensoras y 880 organizaciones que trabajan en la defensa de derechos humanos en Mesoamérica, según un informe de IM-Defensoras. Ante esta situación, se requiere un posicionamiento firme de entidades internacionales con mandato en derechos humanos para contribuir a la protección y la denuncia a nivel internacional.
La gira tiene como objetivo final incidir en los gobiernos para que tomen las acciones legislativas, judiciales y ejecutivas necesarias para frenar de manera directa las vulneraciones de derechos que se dan en sus comunidades y los territorios.