Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Foto: Casa Blanca

Redacción Voz de la Diáspora

Estados Unidos – La administración del presidente estadounidense Joe Biden, ha anunciado fuertes restricciones para los migrantes que intentan entrar a Estados Unidos desde su frontera sur. Según un informe dado a conocer por la Casa Blanca, Biden anunció medidas ejecutivas para impedir que los inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera sur reciban asilo.

Estas medidas entrarán en vigor cuando dicha frontera se vea desbordada, como ocurre en la actualidad.

Las medidas ejecutivas de la administración Biden, son las siguientes:

Prohibirán el asilo a aquellos inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera sur

Biden emitió una proclamación en virtud de las secciones 212(f) y 215(a) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad por la que se suspende la entrada de extranjeros que crucen ilegalmente la frontera sur de los Estados Unidos.

Esta proclamación va acompañada de una norma final provisional de los Departamentos de Justicia y Seguridad Interior que restringe el asilo para estos extranjeros.
Estas medidas entrarán en vigor cuando la frontera sur se vea desbordada y les facilitarán a los funcionarios de inmigración la rápida expulsión de las personas que no tengan un fundamento legal para permanecer en Estados Unidos.

Estas medidas no son permanentes. Se suspenderán cuando el número de inmigrantes que crucen la frontera entre los puertos de entrada sea lo suficientemente bajo como para que el sistema estadounidense pueda garantizar una gestión segura y eficaz de las operaciones fronterizas. Estas medidas también incluyen excepciones humanitarias similares a las incluidas en el acuerdo fronterizo bipartidista anunciado por el Senado, incluidas las destinadas a los niños no acompañados y a las víctimas del tráfico de personas.

Ampliación de los esfuerzos dirigidos a desmantelar el contrabando de personas y a apoyar los enjuiciamientos en materia de inmigración.

Los Departamentos de Estado y de Justicia lanzaron una iniciativa de “Recompensas contra el contrabando” diseñada para desmantelar la cúpula de las organizaciones de contrabando de personas que introducen inmigrantes atravesando Centroamérica y luego cruzando la frontera sur de Estados Unidos. La iniciativa ofrecerá recompensas económicas a cambio de información que conduzca a la identificación, localización, detención o condena de los principales responsables de significativas actividades de contrabando de personas en la región.
El Departamento de Justicia buscará imponer penas nuevas y más severas contra los contrabandistas de personas para responder debidamente a la gravedad de su conducta delictiva.

El Departamento de Justicia también está colaborando con el Departamento de Seguridad Nacional para destinar más fiscales y personal de apoyo a las fiscalías federales fronterizas de los EE.UU. con el fin de intensificar los enjuiciamientos relacionados con la inmigración.